Alta convocatoria en Seminario que abordó labor de los y las Administradoras Públicas
23 junio, 2021
Siete integrantes de la comunidad APCP asumen cargos de elección popular
14 julio, 2021
Mostrar todo

APCP reúne a convencionales constituyentes para debatir en torno a la organización del Estado

En el marco del Día Internacional de las Administraciones Públicas, Amaya Alvez Marín, Andrés Cruz Carrasco y Marco Arellano Ortega, convencionales constituyentes electos por los distritos 20 y 8 respectivamente, dijeron presente en el conversatorio “Implicancias de la Constitución sobre las Administraciones Públicas”, una actividad organizada por la carrera de Administración Pública y Ciencia Política. Temas como la organización del Estado, las formas de gobierno y la importancia de hacer prevalecer políticas ambientales acordes a la situación climática que vive el mundo, fueron algunos de los tópicos comentados por los invitados a lo largo de la transmisión de Facebook Live dirigida por el estudiante Cristóbal Figueroa y moderada por la Jefa de Carrera de APCP Katherine Figueroa Aillañir y el profesor Sergio Toro Maureira.

Marco Arellano, egresado de nuestra carrera y representante del distrito 8 fue el primero de los constituyentes en entregar sus impresiones sobre qué forma de gobierno beneficiaría al país.  “Para mí, uno de los problemas principales que hay en Chile es la distribución de poder, la debilidad de los mecanismos democráticos y la forma en la que se concentra la toma de decisiones. Desde esa base, evidentemente el hiperpresidencialismo que hay en Chile es parte importante del problema pues coarta los debates y la participación democrática. A mí el parlamentarismo me gusta bastante como forma de gobierno, pero entiendo que un cambio de tal magnitud requiere bases culturales y políticas que lo hagan posible. Yo opto a priori por un sistema semi parlamentario y unicameral. El proceso que haya dos cámaras lo que hace es dificultar y entrampar los procesos”, señaló el administrador público UdeC.

Por otra parte, Amaya Alvez, profesora titular de la Universidad de Concepción y convencional constituyente por el distrito 20, profundizó en la necesidad de mirar de manera crítica el modelo actual a la hora de buscar cambios. “En Chile tenemos un sistema anómalo, un sistema hiperpresidencialista, pero que además va a acompañado de una forma jurídica unitaria, de una normativa que se aplica por igual a todo el territorio a pesar de todas las diferencias que tenemos en el país.  Creo que lo primero antes de quizá proponer un nuevo modelo, es hacer una mirada crítica del que tenemos en la actualidad. Tendríamos que hablar, por ejemplo, de que la labor legislativa está entregada a los ritmos del poder Ejecutivo. El Ejecutivo, órgano colegislador define iniciativas legislativas. En Chile hay materias que son de la exclusiva iniciativa del Presidente de la República, temas tan importantes como la división político-administrativa del país, como la administración financiera del Estado, o sea una serie de materias centrales que no están en el órgano en el que debiesen estar que es el Congreso Nacional”, afirmó la profesional.

Aumentar la dotación de parlamentarios fue otro de los subtemas generados a partir de la discusión en torno a las formas de gobernanza, al igual que su par del distrito 8, el docente de la UdeC, Andrés Cruz, manifestó su apoyo a esta idea. “Estoy de acuerdo en que la composición del congreso sea de carácter unicameral. Es urgente aumentar el número de representantes, no tienen ningún sentido tener por tradición simplemente dos cámaras, cuando responden a un criterio de tradición y además logramos única y exclusivamente dar pie a generar una élite política ¿Por qué? -Porque se transforma en parte de la escala de una carrera política. El que es diputado quiere ser senador y el que es senador quiere ser ministro y eso hay que cortarlo porque no tiene ningún sentido cuando las cámaras hacen prácticamente lo mismo. Un sistema unicameral podría ayudar a superar estas falencias y hacer más efectivo el sistema. Esto también hay que vincularlo con la forma de representación”, sostuvo el académico.

El segundo punto de debate fue el proceso de descentralización y la posibilidad de que la nueva Constitución consagre a Chile como un estado plurinacional, respecto a esto, Amaya Alvez indicó que “la Constitución debería reconocer algo que es preexistente y es que Chile lo habitan naciones diversas, lo que pasa es que históricamente en las 12 constituciones previas lo han invisibilizado. Aquí no hay que crear algo que no existe, simplemente hay que reconocer la preexistencia de los pueblos originarios en este territorio y reconocerlos como iguales políticos, creo que eso es muy importante. Hay que romper con una política que ha sido clientelar y paternalista y eso cuesta porque es un cambio cultural. Va a ser un gran desafío para los administradores públicos porque significa una relación distinta del Estado con los pueblos originarios”, mencionó la doctora en Derecho por la Universidad de York.

Quien también tuvo palabras para la posibilidad de modificar la organización administrativa de Chile fue Andrés Cruz, el abogado aseguró que “se tiene que vincular la consagración de un Estado plurinacional, con la consagración de un modelo de Estado regional. Para darle más que un reconocimiento formal a esta plurinacionalidad, la posibilidad de que los pueblos originarios tengan un cierto grado de autonomía y no solo los pueblos originarios, sino también una alternativa para que las provincias de nuestro país, que son realmente la vocación histórica que tenemos en cuanto a división territorial, puedan vivir, ejercer y autodeterminarse de manera adecuada. Esto conlleva necesariamente una nueva estructuración de la división territorial, debemos abandonar nuestro sistema de regiones para generar macrozonas, uniendo provincias o regiones que tengan cierta identidad cultural y económica que permita el establecimiento de un equilibrio”, admitió el doctor en Derecho.

Marco Arellano, por su parte, mostró preocupación por el excesivo centralismo que existe en Chile. “Yo vivo en Santiago y como poblador de la urbe puedo asegurar que la centralización afecta también a los capitalinos, la ciudad es tremendamente difícil, crece y se industrializa cada vez más y los niveles de vida son terriblemente nefastos. La calidad de vida es muy baja y se producen casos de violencia a menudo. Quilicura que es donde vivo, tiene uno de los niveles más altos de hacinamiento y escasas áreas verdes. Cuando hablamos de derecho a la ciudad justa, por ejemplo, tiene que ver con que tengamos un sistema de productivo y un sistema político que no necesite que exista una urbe que crezca infinitamente para poder producir, que es lo que pasa en la actualidad”, aseguró el miembro de la Red Plurinacional de Humedales.

La protección de los recursos naturales y su relación con el mercado fue otro de los asuntos que se discutieron en el conversatorio. Según Alvez, “el agua en la Constitución de 1980 es una mercancía y como toda mercancía el precio en el fondo está valorado en torno a la escasez. Que no haya agua no es una mala noticia para todos y todas, lamentablemente en el modelo actual puedes ser incluso una buena noticia porque significa que tus litros por segundo valen más dinero. El modelo de mercado de las aguas en Chile nos pone en una encrucijada. Yo creo que necesitamos un estatuto constitucional de las aguas muy distinto”. Asimismo, la académica indicó que en el continente se ha producido una criminalización de la defensa de la naturaleza. “Pensemos en el lonco Alberto Curamil en Chile, en Berta Cáceres y tantos otros casos como el de Macarena Valdés de personas que defendiendo la naturaleza o causas ambientales han perdido la vida”, cerró.

La jefa de carrera de Administración Pública y Ciencia Política, Katherine Figueroa Aillañir, agradeció la presencia de los convencionales constituyentes, del decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, Rodolfo Walter y de todas y todos quienes siguieron de manera atenta la transmisión. “Tuvimos una recepción muy exitosa, hubo una alta participación y pudimos conmemorar de buena manera esta fecha especial para la Administración Pública, una disciplina relevante para el contexto de cambios y transformaciones que enfrenta el país. Es positivo poder escuchar a quienes redactarán la Constitución, conocer sus ideas y estar al tanto de cuales son sus propuestas en temas importantes como la organización político-administrativa”, aseguró.